Agalma Studio

Un relato escrito a través de imágenes y palabras.

Haciendo honor a su nombre, este espacio podrá alcanzar su valor en ese intercambio de distintas miradas fotográficas y las historias que pretende hacer posible.

En un mundo donde ...

Escrito por AgalmaStudio 28-01-2018 en Artistas por el mundo. Comentarios (0)

Donde cada uno lleva su propio mundo, o más bien lleva un mismo mundo expresado de distinta forma.

 Santiago Villamizar es uno de los artistas por el mundo, o quizá es lo que se puede llamar un caricaturista filosófico. Seguramente en su carácter simplista él se haría llamar un diseñador gráfico que se inclina por las historietas o caricaturas y las animaciones en su humor más sarcástico y a veces reflexivo pero como dije, de un modo simplista, ya que los detalles más rutinarios son a los que hace homenaje, y tal cual como él lo dice lo hace sin guiones pre establecidos, sin orquesta de fondo e incluso sin dibujos 100% pulidos.


Es la simplicidad en todo su alcance pero en su modo más fructífero, un minimalista del dibujo o tal vez un crudo lenguaje que suaviza con la idea del trazado caricaturesco. En este mundo donde todos estamos pero expresamos de distinta manera, no todos tomamos el riesgo de decir y mostrar aquello que nadie espera, esta vez con el giro que el humor nos ayuda a pensar e interpretar. Hoy les muestro a Santiago y su experiencia En un mundo donde ...

Arte realizado por: Santiago Villamizar

Pueden ver más en: https://www.facebook.com/filosofocachaco


Volver a mirar el camino

Escrito por AgalmaStudio 17-01-2018 en Otra mirada al camino. Comentarios (0)

Paisajes, imágenes que aunque vuelva a ellas una y otra vez, conservan en su captura algo diferente e irrepetible. Entre los paisajes a los que siempre vuelvo y de los que no me canso de fotografiar está el mar y los atardeceres ...

Quizá es porque es uno de los lugares para simplemente estar y volver, echar otra mirada al camino, una mirada de encuentro y de irrepetibles figuras así sea en sus repetidas visitas ...

Fotografía por: Luz Adriana Mantilla.

Lugar: Cancún, México.

La felicidad siempre es al natural.

Escrito por AgalmaStudio 13-01-2018 en Retratos. Comentarios (0)

Después de algún tiempo ausente vuelvo con una muestra de mi trabajo más cotidiano y no por ello ordinario, por el contrario, las expresiones más genuinas se encuentran justamente en lo diario,también a veces lo extraordinario ...

El retrato es de mis categorías favoritas en la fotografía, por ello me dedico en la fotografía especialmente a eso, a retratar momentos y personas, documentar los simples detalles y recuerdos diarios que tienen un valor incalculable para la mayoría de los seres humanos. Por esta razón mientras más sencillo y natural es cada una de estas tomas fotográficas, más parecido será a lo que fue en su momento, el que la cámara intenta congelar para volver cada vez que se quiera materializarlo. Esta no es tarea fácil, porque la cámara siempre implica que hay un ojo externo que impone su mirada e inquieta al fotografiado, hay que jugar a ser un poco voyeur, ser sigiloso y también sorpresivo ...

Es por eso que para mi fotografiar implica tomarse el tiempo, ser paciente en la espera, tomarse el tiempo también de intuir al otro en sus ideas, sus imaginarios o como en este caso, sus dificultades para posar. Estos novios, no tenían experiencia en sesiones de fotos, por un lado, esto es más agradable porque no iban a pretender posar, por el otro, algo difícil porque tampoco sabían cómo actuar. Así que con ellos decidí simplemente aparentar mas inexperiencia de la que en realidad tengo, empecé a realizar pruebas con un lente nuevo que no sé aún manejar muy bien, me di el permiso de ser también inexperta en mi rol para que ellos pudieran darse el permiso de ser inexpertos en el que les correspondía ...

De vez en cuando les hacía algún mal chiste o les decía que necesitaba realizar más pruebas para que se relajaran, les preguntaba sobre sus gustos y planes y hasta nos dimos a la tarea de observar por un rato otra sesión de fotos que había en ese mismo lugar, la cuál era mucho más impactante por el vestuario que llevaban los novios. Uno de ellos entonces me asomó un comentario sobre sus vestuarios para la boda, muy similares a los que llevaban puestos en el momento, me decía que a ellos se inclinaban por cuestiones más sencillas, donde se pudiera apreciar como ellos son en realidad, yo sonreí y le dije que es porque la felicidad no necesita filtros, la felicidad siempre es natural y ese también es mi estilo de fotografía ....

Fotografía por: Luz Adriana Mantilla.

El milagro de los cerros orientales de Bogotá

Escrito por AgalmaStudio 21-06-2017 en El camino que ando. Comentarios (0)

En el camino que ando o en el que andamos día a día en mi preciada Bogotá, ciudad en la que habito, olvidamos echar un vistazo hacia los cerros orientales, los cuales pese a estar tan cerca del concreto de la ciudad cautivan y envuelven en un espacio natural sencillamente increíble.

El milagro de estos cerros empieza por encontrarse provistos de un aire puro producto de una vegetación diversa, entre ella los frailejones que son los más amados por muchos caminantes y montañistas por ser característicos de las zonas de páramo, pero en especial, porque en ellos se encuentra el paso de los años, la sabiduría y paciencia de estos territorios, ya que  los frailejones crecen 1 centímetro por año lo que indica que poder ver uno de ellos a una altura de 1 metros puede ser una muestra de la grandeza de la naturaleza. La segunda razón del milagro de estos cerros, es la historia de un milagro religiosos ocurrido en el lugar en el año 1985 cuando tuvo lugar la aparición de una imagen tallada en piedra de Jesús, la virgen y el niño con el ángel custodio a su derecha. Esta imagen fue descubiertas por el señor Bernardino de León  quien en busca de guacas (tesoros) halló estas imágenes talladas en una piedra. Asombrado por su descubrimiento da aviso a las autoridades eclesiales, quienes confirmando el milagroso hecho (dado que en la época el arte de la talla en este detalle no existía y evaluando la dificultad del terreno donde se encontraron las imágenes era imposible realizar tal obra) se ordeno la construcción de una ermita para su adoración en el lugar del hallazgo. Tiempo después y debido a los constantes derrumbes de esta construcción se decidió descender las imágenes a un sitio mas seguro; donde reposan actualmente en el Santuario de Nuestra señora de la Peña.

Por primera vez me adentré a este lugar tan cercano y tan olvidado por el monstruo citadino en compañía de un grupo de amigos con ganas de sacar a la luz este tesoro oculto de Bogotá y organizado por unos chicos que se hacen llamar Escalando Suesca. Estos guías Mayte Tovar y Oscar Mena, son guías de escalada en Suesca, un maravilloso lugar para el escalador de fisuras aquí en Bogotá Colombia, parece sorprendente que fueran ellos que no viven en mi ciudad quienes descubrieran para mí este hermoso regalo de la naturaleza. Una caminata de 8 horas aproximadamente entre paisajes fue el resultado de alcanzar el cerro más alto de la ciudad a unos 3.550 metros de altura, con un clima nublado y bastante frío aunque no lo suficientemente nublado como para que la lluvia se precipitara a no ser por una corta llovizna.

La primera parada fue en el alto de la cruz, donde actualmente se encuentra una gran cruz como símbolo del lugar y las ruinas de la ultima ermita construida y lugar donde la gente subía en peregrinación a conocer la virgen de la peña. Mientras subimos el cerro, nos rodearon bosques de eucaliptos y pinos, y algunas especies nativas que luchan por subsistir como helechos, musgos y plantas invasivas como el retamo espinoso presente en gran parte del recorrido. En el alto de la cruz, pude apreciar una hermosa vista de la ciudad nublada, muchas veces esto sucede no sólo por el clima que nos acompañó aquél día, sino por su contaminación la cual este cerro ayuda a combatir con su pulmón. Caminamos entonces hacia la cumbre del cerro aguanoso a 3550 mnsm para sentir mas de cerca las nubes y escuchar nuestra gran ciudad. 


Al descender de este imponente cerro encontramos el silencio que aparece cuando te internas en las montañas más allá de la "civilización".

Así, poco a poco nos encontramos con un paisaje diferente, rodeado de bosque alto andino o bosque de niebla por donde caminamos hasta encontrarnos con el antiguo camino real que de Bogotá conducía a Choachí y los llanos orientales; caminos construidos y utilizados por nuestros ancestros indígenas en el transporte comercial de sus productos (trueque) y luego utilizados por los españoles para llegar hasta Santa fe desde los diferentes lugares del país. Ampliados en la época de la República y destinados al Rey fueron nominados caminos reales.

Estos condujeron el recorrido a través de la montaña hasta llegar al páramo de cruz verde adentrándonos en el hogar de los abuelos del territorio; los ya mencionados frailejones quienes gobernando la fabrica de agua nos permitieron disfrutar de su belleza inigualable. 

Finalmente nuestro camino culminó su exploración en la laguna del Verjón alto, que parte de la vereda con el mismo nombre y que pertenece a la localidad de Santafe en Bogotá. En sus aguas pude ver el reflejo de la montaña y el cielo, y unos rayos tenues de sol reflejados en el agua salieron a despedirse de nosotros ese día  nublado para poder disfrutar de un momento de silencio y conexión con la naturaleza. De regreso y en medio de sonrisas y contacto genuino, entendí que el regalo de la vida se encuentra en cada uno de estos mágicos lugares, templos del alma. Es la purificación física y la gratitud infinita de haber presenciado un irrepetible momento al alcance de mi mano ...


Fotografía por: Luz Adriana Mantilla.

Un personaje de mi mundo

Escrito por AgalmaStudio 16-06-2017 en Personajes del mundo. Comentarios (0)

Hoy, en personajes del mundo, quiero presentarles a Kona. Ella no es exactamente un personaje del mundo, su mundo es un espacio muy reducido de un lugar especial para mi en Colombia: Suesca. Ella es un simple personaje de mi mundo en particular, pues pese al potencial turístico que posee el parque de Suesca tanto para los escaladores como para turistas, ella, no forma parte de ningún complejo turístico especial, a no ser por el hecho de que su casa se encuentra al lado de uno de los cultivos orgánicos más famosos de la localidad que pertenece al señor Fredy Sambrano, cultivo que abastece a casi todo el pueblo en lo que respecta a las lechugas y tomates, pero además, en este cultivo que se encuentra en la entrada del pueblo de Suesca y que está al lado de la casa de Kona, también se cultiva zucchini, acelga, cebollín, ajo, orellanas, tomate cherry, a veces también feijoa, entre otros. La casa de Kona se encuentra justo al lado, es una perrita cuyo hogar es la cerca que divide dos espacios. Me habían dicho que era agresiva cuando la conocí, casi siempre amarrada, ladraba como queriendo desprenderse de la correa y preguntarme con sus ladridos quien era yo que entraba a su casa sin avisar. Así lo hacía con toda las personas que entraban. Ella en su carácter único y poco agraciado era vista como un peligro, sin embargo, decidí un día empezar acercarme con comida atractiva en gesto amistoso y aunque no dejaba de ladrar hacia mí, empecé a observar una actitud diferente en su mirada, lo confirmaba el hecho de que cuando me acercaba con la comida dejaba de jalar de la correa mientras seguía con sus ladridos, un gesto de espera continuó en el tiempo, cuando el llevarle comida atractiva se hizo rutina y una cola batiéndose era la reacción.

Empecé entonces a investigar sobre la dueña de esta perrita y la razón por la que se encontraba amarrada, encontré que en este pueblo donde habitan muchos perros, varios animales suelen estar amarrados para evitar que agredan a otros perros callejeros, se metan con animales de vecinos o en algunos casos los ubican como señal de alarma para cuidar el lugar, tal cual sucedía con mi amiga Kona cada vez que yo llegaba. Esto me dio mucha tristeza, empece a pensar que la verdadera razón es que sus dueños no ocupaban el tiempo suficiente para enseñar o adiestrar a estos animalitos y lo que es peor que muchos de aquellos que se encontraban amarrados corrían con mejor suerte que los que terminaban abandonados en las calles del pueblo, abandonados en gran parte por gente de la ciudad o fincas cercanas al pueblo. Mientras la información crecía y mi cabeza merodeaba en esta información, mi amistad crecía con Kona de quien luego descubrí su nombre real era King Kona alusión al conocido personaje King Kong gorila que es encontrado en una isla llamada Skull o  Isla de la calavera o Isla del cráneo según lo relata la historia ficticia de la famosa película. Kona es entonces el nombre de un animal al que bautizan con miedo por su ferocidad, así como los habitantes nativos de la isla en la película temían a King Kong, del mismo modo todos los que conocían a Kona temía ser devorados por algo más que sus ladridos, más si algún día aquella correa se soltara. No era el caso de sus dueños quienes se creían los únicos de poder controlarla. En este punto no voy a mentir, varias veces quise soltarla y dejarla a su albedrío y lo que resultó de eso fue una gallina muerta y dos pollos muertos de Don Fredy que tuve que pagar además de ofrecer disculpas por entrometerme, ella no era un ser controlado en lo absoluto, pero tampoco era un ser de temer. Así que de este modo me dispuse a pasear a Kona un día por semana con una correa, llevarla a caminar, a oler, saborear otro aire; también organicé con unos amigos disponer un alambre de extremo a extremo de la casa para que Kona pudiera movilizarse lo suficiente mientras estuviera amarrada, esto no sólo se hizo con ella sino con otro perrito más que estaba cerca a ella y en donde el resultado fue sentir una sonrisa agradecida de ambos y un buen trabajo en equipo, además de hacer conocer la problemática a más personas y encontrar grupos de apoyo que trabajan por la causa de animales en abandono en Suesca. Poco a poco pude ir soltando algunas veces a Kona logrando que obedeciera, el problema de la persecución y posible amenaza de las gallinas seguía en su casa pero confío en que un tiempo llegue donde también comprenda que no debe hacerles daño, o al menos obedezca a que no lo debe hacer. Confío llegue el día en que estas personas que la acogen puedan aprender también con ella que se pueden romper paradigmas y renovar el aprendizaje, que si en el caso de los animales es posible, el de los humanos también, pues aunque en sus actitudes y formas de trato no parecen quererla, me consta que sí lo hacen. Es inquietante encontrar que muchas veces las personas no desafían su aprendizaje, en otras ocasiones no saben cómo hacerlo para mejorar un pequeño espacio de mundo, a veces es difícil mantener el impulso de creer que otras formas son posibles, pero esta pequeña llamada Kona es la reina o la Queen de este pequeño espacio que me enseña lo posible ...

Fotografía por: Luz Adriana Mantilla.